Sobre nosotros

Trabajamos con tres tipos de masa madre que mimamos como si fueran niños.
Realizamos fermentaciones lentas de hasta 20 horas, conseguimos masas cuidadosamente hidratadas que cocemos en hornos con solera de piedra e intentamos potenciar los aromas y afinar las texturas.
En algunas piezas añadimos harina de maíz tostada al trigo, lo mismo que hacen en Francia, parte de nuestro secreto. Para cada pan una receta. Compramos los mejores trigos.

El secreto

"El buen pan es cuestión de tres cosas, materia prima, tiempo y manos expertas"